viernes, 4 de enero de 2013

Agorafobia: “Mucho más allá del temor a los espacios abiertos”

La Agorafobia suele empezar con miedo o pánico en algún lugar público y se reduce cuando la persona escapa de la situación. Todo comienza con unas sensaciones, cuando se interpretan como desagradables. La angustia que se siente ante esa misma situación hace que las propias sensaciones se incrementen, se hagan más intensas. De nuevo se reinterpretan y la persona se centra en esas sensaciones, desencadenándose entonces pensamientos catastrofistas en los que la persona cree estar en peligro, formándose una espiral.Sigue leyendo.

Imagen: Elmundo.es