miércoles, 12 de junio de 2013

Reacciones fisiológicas ante una depresión

 Aunque muchas veces las personas deprimidas tienen razones para estarlo, la mayoría de las veces no son esas razones las que producen la enfermedad y algunas personas ni siquiera tienen razones para deprimirse. La depresión es una enfermedad del cerebro y aunque lo que nos ocurra influye, la genética y cambios dentro del sistema nervioso parecen jugar un papel muy importante. Por ello, una persona satisfecha con su vida puede deprimirse. En la depresión, existe una alteración de la interpretación emocional de lo que nos ocurre. Los pacientes deprimidos tienden a ver el lado negativo de las cosas y a sentirse culpables por lo que ocurre alrededor. Muchas veces sienten vergüenza de su enfermedad (aumentada por la ignorancia social sobre este problema y el injusto estigma colocado para quien la sufre) y muchas otras veces, interpretan su problema como algo generado por ellos mismos.
Fuente