domingo, 25 de agosto de 2013

Síndrome del niño emperador: hay cariños que matan

La historia está llena de grandes criminales, seres frustrados y personas desgraciadas de tanto que los querían su papá o su mamá. Porque hay cariños que matan y una manera de destrozar el futuro de un niño es o no quererle o quererle mal. Sigue leyendo.