martes, 3 de septiembre de 2013

Fumar es un asunto de familia

Bien dicen que con los hijos más vale el ejemplo que las palabras. Por eso, si fumas o fumaste y le prohíbes a tus hijos adolescentes que lo hagan, tienes la mitad de la batalla perdida. Sigue leyendo.