jueves, 10 de octubre de 2013

¿Qué necesita una persona deprimida de su familia?


La primera es diferenciar claramente quién es y dónde está cada uno. Cuando nos dejamos llevar por la persona que sufre una depresión, hacemos nuestros sus sentimientos, nos dejamos alienar por su visión negra de la realidad y, como modo de evitar entrar en su mundo, le urgimos a que salga. Cuando diferenciamos quien es cada uno, podemos mantenernos en nuestro espacio, poner límites adecuados y acompañar al otro desde quiénes somos y desde quién es, con lo que siente en cada momento. Continúa leyendo.