lunes, 4 de agosto de 2014

En mis zapatos, o cómo encarar la solución de conflictos

Los viejos refranes suelen guardar en su interior un enorme plus de sabiduría, y uno de ellos encierra un enorme secreto para encarar la solución de conflictos…

“Para entender lo que le pasa a la otra persona, tenés que ponerte en sus zapatos”. La metáfora encierra el gran secreto, que no es ni más ni menos que tratar de ponerte en el lugar del otro para intentar (si, intentar) mirar las cosas desde el ángulo que las está mirando la otra parte.

Los “Conflictos” traen consigo una carga adicional de emociones negativas, y es sabido que a la mayoría de los mortales nos cuesta pensar claramente cuando este tipo de emociones copan la parada.