sábado, 24 de octubre de 2015

7 maneras de tratar a un adolescente desafiante


Tan frustrante como puede ser como lidiar con un adolescente desafiante, poniendo a prueba los límites y rebelarse en formas menores son comportamientos adolescentes normales. Como los adolescentes luchan por obtener la independencia y aprender más acerca de lo que son, es probable que pongan a prueba su reacción.

Si su hijo se niega a apagar el televisor o no va a limpiar su habitación, la forma en que Ud. responde a un comportamiento desafiante,  alimentará el comportamiento, o lo desalentará para que continúe.

Aquí tiene siete estrategias para tratar con un adolescente desafiante:

1. Asocie privilegios a la buena conducta

Aparatos electrónicos, dietas, tiempo con amigos - estos son privilegios que deberían estar vinculados a la buena conducta. Sólo permita que su hijo adolescente gane privilegios cuando se comporta de manera apropiada.


En lugar de castigar a su hijo cada vez que  comete un error, deje claro que él tiene la oportunidad de obtener sus privilegios de cada día. Siguiendo las instrucciones y comportándose de manera responsable Ud. puede ayudarle a ganar más privilegios.

2. Sólo de instrucciones una sola vez

Regañar a su hijo y recordarle repetidamente, sólo añadirá resistencia a su hijo. De instrucciones sólo una vez.

Si usted quiere que él  limpe el garaje o recoja su balón de fútbol del piso, tenga unas 
 expectativas claras. Diga algo como: "Por favor, apaga el televisor y ve a limpiar el garaje ahora." Elimine las palabras extras o sermones adicionales.

3. De una única advertencia

Si su hijo no sigue adelante con sus instrucciones, hágale una advertencia. Dígale lo que sucederá si no cumple. Por ejemplo, diga, "Si no haces tu tarea en este momento, usted no podrás  utilizar tus equipos electrónicos para el resto de la noche."

4. Todo comportamiento tiene una Consecuencia

Si su hijo no cumple después de la advertencia, ponga una consecuencia. Las consecuencias lógicas, como quitarle su bicicleta - o el coche - durante el día pueden ser eficaces. Infórmele de esa consecuencia de manera tranquila, como un hecho. Dígale, "No limpiaste el garaje a las 6 p.m. como te pedí por lo que no podrás ir mañana a casa de tu amigo."


5. Evite las luchas de poder

Su hijo puede tratar de motivarlo a entrar en una discusión sólo para dejar de hacer lo que usted le dijo. Si usted le dijo al comenzar su tarea y argumenta, no discuta de nuevo. Cada minuto que se involucra en una discusión con él, es otro minuto que busca para dejar de hacer lo que le ha pedido.


Desaliente la mala conducta,  ignorándola de manera selectiva. No haga caso de protestas o intentos de conseguir que usted cambie su mente. Preste atención a la conducta irrespetuosa pues en realidad puede empeorar.

6. Elogio Buen Comportamiento

Proporcione un refuerzo positivo cada vez que descubra que su hijo lo merece. Diga algo como: "Hiciste un gran trabajo limpiando el garaje la primera vez que te pedí que," o "Muchas gracias por limpiar la mesa sin siquiera preguntarnos." Sus elogios animan a su hijo a mantener el buen trabajo.

7. Enseñe a su hijo adolescente Nuevas Capacidades

Cuando su hijo se porta mal, es una oportunidad para buscar potenciales deficiencias de habilidades. A veces, el desafío es realmente un síntoma de un problema subyacente.

Por ejemplo, su hijo niega a hacer su tarea, ya que no sabe cómo hacer su trabajo? Si es así, es posible que necesite cómo obtener ayuda adicional para la resolución de problemas.

O está su hijo argumentando sobre la práctica para su concierto porque está aterrorizado porque va a cometer un error? Si es así, es posible que necesite ayuda para superar su miedo al fracaso.

Cuando usted observa los patrones de comportamiento de su hijo, considere qué habilidades podrían ayudar a remediar el problema. Centrese en la enseñanza de su hijo sobre las habilidades que va a necesitar para llegar a ser un adulto responsable.