sábado, 24 de octubre de 2015

Los mayores prefieren Facebook pero huyen de los selfies


Que las nuevas tecnologías y las redes sociales nos han cambiado nuestra forma de ver a nuestros seres queridos y, en parte, nuestra forma de vivir la vida día a día es un hecho. Sin embargo, estos cambios que, como todo lo tecnológico, empiezan por los más jóvenes son ya una realidad en nuestros mayores.

Hace unas semanas nos encontrábamos con el curioso estudio que se ha llevado a cabo en la UCO (Universitat Oberta de Catalunya) en el que se constata que las personas mayores prefieren Facebook entre las redes sociales que tienen a su alcance, pero entre sus preferencias no se encuentra la realización de los populares selfies. La autora de este curioso estudio es Roser Beneito, profesora de Informática, Multimedia y Telecomunicaciones en la mencionada universidad.



Una vía de contacto con los nietos

Lejos de usar las redes sociales para aumentar la popularidad o las relaciones sociales, como hacen los jóvenes. Las personas mayores destacan el poder estar en contacto con sus nietos de una manera más directa como la mayor ventaja de estos medios. Gracias a Facebook pueden realizar un seguimiento de lo que hacen sus seres queridos sin molestarles en absoluto.

Eso explicaría en parte el por qué de la preferencia por Facebook frente a otras redes más inmediatas como Twitter o Instagram. En Facebook las personas mayores pueden acceder sin complicación a publicaciones de sus amigos y familiares aunque estas lleven varios días publicadas, y además pueden comentarlas siempre que quieran.

Facebook además pone en contacto con aficiones como el deporte, el teatro o la cultura en general, por lo que gana muchísimos enteros cara a su uso entre los más mayores.


WhatsApp, la aplicación más usada

Siguiendo la dinámica de querer estar más cerca de sus seres queridos, la popular aplicación de mensajería en teléfonos móviles WhatsApp es la aplicación preferida por los mayores de 64 años. El hecho de poder crear grupos reducidos donde se encuentran amigos cercanos o familiares es el aspecto favorito de esta red para nuestros mayores.

Sobre su uso, el estudio nos cuenta cómo los ancianos emplean WhatsApp para compartir imágenes y saber cómo están sus amigos cercanos o seres queridos. Principalmente en los ya mencionados grupos que se crean para tal fin.

Una de las particularidades es cómo las personas mayores que usan esta aplicación resaltan que les gusta utilizar imágenes, emoticonos y memes porque les ahorra tener que escribir más cantidades de texto, algo que en ocasiones por las vicisitudes de la edad les resulta más costoso.
Los selfies no tienen tanto éxito en mayores

A pesar de que por lo que acabamos de ver podríamos asegurar que nuestros mayores son unos usuarios más activos y a la moda, la famosa “moda selfie” se resiste a irrumpir en estas edades.

Según el estudio catalán a las personas mayores les preocupa a quién puedan llegar las fotografías que compartan. Este interés por mantener la privacidad hace que eviten los selfies tan populares en gente más joven.


Los selfies se resisten a ser moda entre los mayores.

Más allá de las ventajas razonables de ocio que representan las redes sociales en general, en las personas mayores poseen un componente muy importante que conviene tener en cuenta para darnos cuenta realmente de su importancia positiva: Sentirse menos solo.

Ser partícipes de la esfera pública y relacionarse tanto con sus conocidos como con otros que puedan llegar a conocer reduce notoriamente la sensación de soledad que muchos ancianos sufren al llegar a avanzadas edades. A fin de cuentas, este es el primer objetivo que desde siempre han tenido las redes precisamente con ese nombre: sociales.


Personas mayores activas

Fuente