domingo, 15 de junio de 2014

El Poder de Elegir

”Tienes opciones en la vida y tu manera de elegir afecta la manera como experimentas tu vida. Si eliges ser feliz, conocerás la felicidad. Si eliges estar deprimido, conocerás la depresión. Esa es tu elección." John Roger

Te invito a estar pendiente de cualquier reacción emocional interna, que te produzcan estas palabras… y ahora te pregunto:

¿Eliges o te quedas con lo que te toca? ¿Reconoces que hay áreas de tu vida en las cuales te encuentras estancado y no sabes qué hacer? ¿Crees que eres tú quien eliges? ¿Sabes poner límites? O por el contrario tus compromisos, tus “debo Ser, Hacer y Tener”, toman decisiones por ti e invaden tu vida?

En la Familia: ¿Tienes una comunicación abierta y sincera o “te guardas” conversaciones, que negativamente van creciendo en tu interior?
Con tu pareja y tus amigos: ¿Sabes decir que NO, o prefieres complacer a los demás para quedar bien? 
Y tus Hijos: ¿Estas presente para ellos o son una carga para ti?
En el Trabajo: ¿Lo que haces es lo que realmente amas y disfrutas?
Por tu Salud: ¿Cuidas tu cuerpo? ¿Qué haces en tu tiempo libre? ¿Las preocupaciones y el estrés te tienen atrapado?
Y TU: ¿Quisieras tener un gran día? ¿Lo has logrado?

¿Sabes quien elige en tu vida?

            Cuantas veces te enfrentas al auto saboteo, los hábitos crónicos y pensamientos que no te convienen, que no ceden con la voluntad, ni con la decisión de deshacerte de ellos. Quieres cambiar pero no puedes y aunque te esfuerces y leas más libros de autoayuda, tampoco hacen la diferencia.
¿Crees que son las personas, quienes eligen vivir mal, ser infelices y complicarse su vida?
            Nadie elige el conflicto y el dolor de manera consciente ¿Todavía albergas algún resentimiento hacia tus padres, sobre lo que hicieron o dejaron de hacer por ti?
El Poder de Elegir
            Elegir es una actitud que involucra nuestros principios y creencias, que “activan” nuestras acciones, emociones y comportamientos. Elegir también significa, “estar consciente” para “darse cuenta” y evitar, que sean las circunstancias las que te eligen a ti. Elegir es tomar decisiones, pero no hacerlo, también se convierte en una elección.
            La elección comienza en el momento, que puedes “reconocer y descubrir”, que tienes “patrones de comportamiento inconsciente”.
Estos “patrones condicionados” o “programaciones” de vida, rigen casi la totalidad de lo que vives a diario. Son conceptos, imágenes, palabras, juicios y actitudes, que se interponen entre tu y quienes te rodean, entre tu y tu ser interior. En el momento que logras hacer algo distinto a lo que te dictan tus “programaciones”, ejerces el poder de elegir.
            Cuando no te has dado cuenta de tus comportamientos “automáticos”, en realidad no tienes elección y tu mente “condicionada” – que es la que elige -, siempre buscará la manera de “repetir” las situaciones que conoces, pues la mente busca siempre lo conocido. No importa si es doloroso o no, pero para ella, es lo familiar.

Algunas veces soy mi peor enemigo
Esto ocurre cuando:
¨      Te propones una meta y pareciera que no eres capaz de lograrla… pues te saboteas.
¨      Quieres terminar un trabajo pero te dices: “lo hago más tarde” y lo pospones para luego sufrir al hacerlo a "última hora".
¨      Sabes que tienes que callarte la boca, pero no puedes detenerte y terminas diciendo cosas, de las que sabes que te arrepentirás.
¨      Te justificas diciendo: “no pude evitarlo”, y cedes al comportamiento, la actitud o el hábito, que estas tratando de eliminar.
¿Crees que podías elegir otra cosa?
            Luchar contra los hábitos negativos, solo los refuerza y se hacen más parte del problema que de la solución. Y son esos hábitos, actitudes y comportamientos, que impiden que elijas con plena consciencia, lo que es mejor para ti.
Algunos datos sobre nuestra mente
            La mente es maravillosa cuando se usa “correctamente” pero puede ser muy dañina cuando está fuera de “nuestra dirección”. Te recuerdo que usamos menos del 5% del cerebro y en la mayoría de las situaciones, es la mente quien nos usa. Hasta llegas a pensar que ERES tu mente.
 Funcionamos con la mente consciente, la subconsciencia y la superconsciencia. La mente no es solo pensamiento sino que incluye a las emociones, las actitudes y los comportamientos. Y el cuerpo “sigue” al pensamiento. Algunos datos sobre estas mentes:
LA MENTE CONSCIENTE
· Fija metas y hace juicios.
· Es la sede del Pensamiento Abstracto
· Tiene preferencias por las nuevas ideas y actividades.

· Para ella no existe el momento presente. Su propósito es mantener “vivo” el pasado y/o proyectarse constantemente hacia el futuro.

· Su capacidad de procesamiento es de 2000 bits de información por segundo y solo maneja pocas tareas a la vez. 


LA MENTE SUBCONSCIENTE
· Tiene a su cargo el funcionamiento del cuerpo: funciones motoras, los latidos del corazón, la respiración y la digestión entre otras.
· ES la MEMORIA pues almacena TODAS las experiencias pasadas
· “Vive en el AHORA”. En el Presente.
· Su capacidad de procesamiento por segundos es de 4 mil millones de bits de información y puede manejar miles de tareas simultáneamente.
·  Sede de la Intuición y los hábitos (cuando se hacen “automáticos”): caminar, hablar, conducir un auto y otras.

Datos Curiosos:
¨ Estudios demuestran que “Diariamente repetimos, casi el 90% de lo que hicimos ayer”
¨ La capacidad de procesamiento de la mente consciente es 2000 bits de información por segundo, mientras que la mente subconsciente procesa 4 mil millones de bits por segundo. Si tu mente consciente se propone algo con lo cual el subconsciente no está de acuerdo, adivine cuál de las dos mentes se impondrá?
¨ 80 – 90 % del pensamiento de la mayoría de la gente, no solo es repetitivo e inútil sino negativo, lo cual produce fatiga mental y depresión.

Conocer los estados emocionales negativos asociados a la falta de elección
Cuando tenemos dificultad para elegir, aparecen estados de ánimo que se expresan –activa o pasivamente- como inseguridad, incertidumbre, necesidad de recibir la confirmación de los demás, pesimismo, depresión, agotamiento mental y flojera, dudas, resentimiento, desvalorización, sometimiento… La persona se siente sin poder alguno y la libertad, así como la dignidad están en juego, al no poder elegir.

Formas de elegir
Elegir negativamente es hacerlo porque estoy obligado y entonces YO TENGO QUE…
Elegir de manera positiva y sana, es hacerlo porque decido asumirlo y PORQUE YO QUIERO…
La diferencia entre ambas forma de elegir, está en la ACTITUD

Hasta que no pueda decir:” yo soy lo que soy como consecuencia de mis elecciones de ayer”
No podré decir: “Hoy elijo otra cosa”      Stephen Covey

Te acompañamos a saber elegir
Acompáñanos en nuestros seminarios, talleres y programas.
Mayor información en el Teléfono 284 54 34 rn Medellín