viernes, 5 de octubre de 2012

SANANDO LAS HERIDAS DEL ALMA, Rafael Ayala


La armonía entre el cuerpo, el alma y el espíritu es la que permite que seamos seres únicos e irrepetibles en el mundo; es la que nos hace crear y proyectar nuestra propia individualidad.