miércoles, 12 de diciembre de 2012

“No llamen a mis papás”

Era lo que decían 14 menores de 18 años que asistieron a una fiesta escolar y que terminaron en urgencias hospitalarias. Y aunque esto sucedió el viernes 9 de noviembre de 2012 no fue noticia en ningún medio, ni las autoridades que hicieron presencia tomaron las medidas de Ley contra el establecimiento o con los organizadores del evento.Sigue leyendo.
Imagen es.dreamstime.com