miércoles, 23 de octubre de 2013

Codependencia: una noria imparable

Tantos nóes, tantos ¡basta ya!, tantos ¡hasta aquí hemos llegado!, tantos ¡no puedo más!... ¿de qué me sirvieron?.

Pierdes toda credibilidad cuando una y otra vez no cumples con tus amenazas de romper de una vez con el adicto: tu adicción. Pero ¿por qué nuestras convicciones duran apenas un instante?. ... ¿por qué?...Sigue leyendo.